La RIZARTROSIS  esta asociada al deterioro articular por envejecimiento; pero ¡atención!, no se debe solo a la edad, sino también a movimientos repetitivos y abusivos por causas laborales o deportivas, e inclusive por el uso cotidiano de nuestros dispositivos  móviles, que impiden la recuperación y regeneración de la articulación.

Anteriormente la rizartrosis  afectaba predominantemente a pacientes con 60 años y más, sin embargo, hoy en día es común la atención de personas que apenas rondan la primera década de vida en ellos, la  deformación del pulgar se debe al excesivo uso de equipos electrónicos.

En la patología artrósica, no se produce solamente una lesión en el  cartílago articular sino que   trastornos en los huesos (osteofitos), tendones y ligamentos y una reacción inflamatoria intrarticular.

Esto acaba provocando una degeneración que produce inflamación, comenzando un círculo vicioso degenerativo que culmina con la artrosis.


"El uso indiscriminado o sobreutilización de la articulación acentúa, la parte degenerativa". 

SUPLASYN. A. HIALURÓNICO

  

RIZARTROSIS 


PRECIO FORFAIT: 200€.   


No dude en solicitar información. 

968 905 549  




 Este tratamiento INCLUYE: 

  •  Primera Consulta. (80€).
  • Ácido  Hialurónico (60€) (SUPLSYN, Jeringa Precargada, de 2 ml)
  • Infiltración de UNA ARTICULACIÓN TRAPECIOMETACARPIANA. (60€).
  • Revisión:2ª visita
Este tratamiento NO INCLUYE:  
  • Futuras visitas e infiltraciones.

No se precisa analítica salvo que esta tomando anticoagulantes (Sintrom) que deberá aportar  una analítica básica (pruebas de coagulación ), antes de la infiltración

 

La DEFORMACIÓN del PULGAR puede deberse al excesivo uso de equipos electrónicos.


Ejecutivos y jóvenes han incrementado su presencia en las consultas de tratamiento del dolor, aquejados por dolores e inflamación en los pulgares, producto del uso excesivo de equipos electrónicos como teléfonos inteligentes, Ipads y videojuegos que potencian el desgaste de la articulación que trae como consecuencia la rizartrosis.


 

 La RIZARTROSIS (artrosis del PULGAR), afecta a la articulación trapeciometacarpiana; es uno de los tipos de artrosis más invalidantes y relativamente frecuente,  que impide la prensión y produciendo dolores muy molestos. 

Cuando decidimos ir al especialista, la articulación ya está bastante deteriorada; entonces es poco lo que se puede hacer, siendo el tratamiento, paliativo, en la mayoría de las ocasiones.

¿Qué hacer para DETECTAR y PREVENIR la RIZARTROSIS?

Lo primero es conocer sus CAUSAS y MANIFESTACIONES.

 

La sintomatología suele manifestarse durante la realización de tareas cotidianas que al paciente le resultan dolorosas y van acompañadas de pérdida de fuerza.
Actos tan sencillos como pueden ser: coser, girar llaves, retorcer paños, pulsar botones, etc...llegan a ser casi imposible realizarlos.
En ocasiones, el dolor despierta al paciente por la noche, pero lo habitual es que aparezca provocada por las maniobras mencionadas anteriormente.
A pesar de existir un cuadro doloroso importante, no siempre es posible el hallazgo de signos externos. Sin embargo, lo habitual es la presencia de una prominencia dorsal en la base del pulgar. (imagen)

El desgaste de la articulación se produce de manera progresiva; inflamación, dolor e incapacidad para movilizar el pulgar son las principales fases de la patología.

La rizartrosis tiene sus fases:

  •  Inicia con la inflamación y dolor constante a nivel del metacarpio. 
  • En segundo término se evidencia el daño articular, cuando el hueso del trapecio se colapsa y pierde su tamaño, produciendo esclerosis. 
  • Por último y en casos más extremos, se produce la rotura de los ligamentos que llevará al paciente a quirófano para realizar una cirugía. 
El tratamiento se decide en consulta de acuerdo al grado de desgaste de la articulación. 

"Con un pequeño cuestionario y revisión del pulgar, además de una radiografía medimos la gravedad del caso", indicó el cirujano.

 

 Los pacientes que así lo requieran son enviados a rehabilitación y su recuperación dependerá del daño, intención y voluntad que manifieste el paciente.



"La idea es restablecer el movimiento 

del pulgar, logrando que la persona 

pueda ejecutar movimientos tipo pinza.

Creado por Dr. Juan Miguel Alfaro Moya